Cine-forum: “Subarnarekha” (1965) de Ritwik Ghatak

Considerado el mejor cineasta independiente del cine clásico indio, es también el mayor representante del cine social de la India: Ritwik Ghatak vivió siempre en el fracaso, ignorado, pero sus películas vistas hoy son únicas, personales, comprometidas, excesivas, tristes, atrevidas, arriesgadas, cultas, populares, políticas, emotivas, profundas, incomodas… un cineasta que merece ser reivindicado y disfrutado. Subarnarekha es una de sus mejores películas: refugiados, diferencias de castas, amores imposibles, música tradicional popular,… en la que podemos comprobar su enorme talento. Tiene un 7,7 en imdb y un 7,2 en filmaffinity.

cover_full

Este martes 25 de octubre a las 20:15 en Cinefòrum Roig descubriremos el cine de uno de los más grandes del cine indio: SUBARNAREKHA de Ritwik Ghatak (1965). En el Ateneu Roig (Carrer Torrent d’en Vidalet, 32-34 (Barcelona), cuesta 2 euros para socios de Ateneu Roig y 3 euros para los no socios, y consta de ficha de película, presentación, visionado y debate, programado y moderado por Raúl Ruiz Serna.

Sinopsis: En un campamento socialista de refugiados, un profesor y su hermana pequeña acogen a un niño de casta inferior que está sólo, el profesor decide aceptar un trabajo fuera del campamento para asegurarles un futuro mejor.

sr3

No es Subarnarekha una película muy conocida, ni tampoco su director: Ritwik Ghatak tiene un nombre que esté en la mente de la mayoría de cinéfilos cuando se piensa en los grandes nombres del séptimo arte, aunque lo merezca.

Y es que Ritwik Ghatak es de esos personajes que fascinan sólo con descubrir su historia, su vida, todo lo que sufrió, lo que hizo y su condición de cineasta maldito, pocos cineastas responden a la condición de cineasta maldito con tanta claridad como él, pero al mismo tiempo es el máximo exponente del cine independiente cine y del cine social de su país, pero eso es sólo el principio. 

popup_800

Bengalí, nació en una zona que luego formaría parte de Bangladesh, vivió la experiencia de la división de la forma más traumática: como un niño refugiado que huyo de su lugar de nacimiento para ir a vivir en horribles campamentos de refugiados. De joven militó en el Partido Comunista Indio, y se inició en el teatro en un grupo teatral social del partido. Cuando dejó el partido comunista, no abandonó el Marxismo, que siempre se vería reflejado en sus películas y se introdujo en el cine. Sus películas nunca tuvieron una gran repercusión, aunque su influencia en el cine indio más personal sólo es comparable a la de Satyajit Ray, bajo cuya sombra ha tenido que vivir constantemente.

El cine Ghatak se parece al de Ray en su compromiso social, en su mirada sincera a la realidad social y humana, pero las diferencias son también importantes: donde Ray es naturalista, Ghatak apuesta por un expresionismo vanguardista melodramático; si las películas de Ray son amables, melancólicas y agradables, las de Ghatak son duras, pesimistas e incómodas; si Ray es un cineasta que mira la realidad con una crítica matizada, Ghatak pone el dedo en la llaga y lo hunde en ella; si Ray es un sublime poeta visual de aparente (y milagrosa) sencillez formal, Ghatak es un fascinante poeta audiovisual que experimenta y manipula con todos los elementos cinematográficos que están a su disposición sin ponerse límites ni reglas; Ray sabe coger los elementos tradicionales de la cultura india y aplicarlas al gusto occidental, Ghatak es demasiado intelectual y marxista para gustar a los indios, pero demasiado apegado al uso de elementos populares, como el melodrama o las tradiciones musicales indias, para cierto público occidental. Ray es conocido mundialmente, y ya lo fue en vida, mientras Ghatak sólo ha sido reconocido una vez muerto, y aun de forma insuficiente.

subarna_01

En las películas de Ghatak se da una serie elementos que se van repitiendo con cierta frecuencia: la temática social, el uso del melodrama, de la música tradicional india, el tono pesimista, la crítica al sistema de castas, al estamento familiar, a las diferencias sociales, y se muestra especialmente sensible al abuso de poder del hombre a la mujer, y a la penosa situación de los refugiados.

Formalmente es un cineasta muy rico y atrevido. Es un maestro del encuadre, tienen un gran talento natural y una fuerte influencia del expresionismo, que se nota en el uso de angulares y de la profundidad de campo. Más evidente es como le han influenciado las vanguardias soviéticas en su uso del montaje: de apariencia atropellado, es un montaje elíptico, que trocea la realidad, el espacio y el tiempo, que en ocasiones puede chocar a los espectadores, habituados al montaje invisible de Hollywood, del que Ghatak se salta voluntariamente todas las reglas. Eso hace que su cine tenga un vigor, una fuerza y una personalidad asombrosa. Pero si el encuadre y el montaje son asombrosos, su cualidad formal más sorprendente es el uso del sonido, es uno de los cineastas más creativos con el sonido (ruidos, música, voces, canciones,… ) que os podáis encontrar en toda la historia del cine, un maestro auditivo de una creatividad desbordante, algo muy muy muy poco frecuente en el cine.

the-golden-thread-1

Todo esto puede verse en Subarnarekha, considerada su segunda mejor película y quizás su película más representativa. La temática social, el uso del melodrama, la visión marxista, la crítica social al patriarcado, al acomodamiento aburguesado, a la sociedad de castas, al problema de los refugiados, su gusto por la música tradicional… todo ellos sale reflejado en la película. Asimismo lo formal también sale perfectamente reflejado: encuadres e iluminación elaborados, de un expresionismo-naturalista fascinante; un montaje rico y creativo que aumenta la sensación de fragmentación; y un uso del sonido asombrosamente creativo y sensitivo. Es en definitiva una película perfecta para descubrir el cine de Ritwik Ghatak.

darkness

La vida de Ritwik Ghatak fue muy triste, no sólo por haber sido un refugiado, por su pobreza, por la incomprensión con su arte y gran talento, por las dificultades que tuvo para hacer y dar a conocer sus películas, sólo pudo terminar 8 largometrajes y murió con 49 años en gran medida debido a su alcoholismo. 

No sólo fue cineasta y director de teatro, además escribió numerosos textos sobre cine, y se le considera uno de los mejores teóricos cinematográficos de la india, y fue profesor de cine, teniendo entre sus alumnos a algunos de los cineastas sociales más importantes del país.

Auto-destructivo, pesimista, intelectual marxista que amaba las tradiciones culturales de su país, pero criticaba sin piedad su sociedad, alcohólico, cineasta frustrado que jamás se sintió valorado, ni en su país ni fuera de él, maestro de cineastas, en su sentido más metafísico y en el más literal, y máximo exponente del cine independiente, del cine social y del cine maldito de la India. Pero por encima de todo un cineasta de un talento descomunal y con un atrevimiento critico y formal que lo sitúan en el firmamento de los cineastas que merecen estar en los libros de historia del cine y en el corazón de los cinéfilos que busquen cine de calidad y con personalidad. 

Raúl Ruiz Serna

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s