Cineforum: INCIDENTE EN OX-BOW (1943) de William A. Wellman

¿Puede ser un Western una película social? Lo que empieza como una del oeste más, se convierte sin darte cuenta en una alegoría sobre los linchamientos populares, entonces aun presentes en la américa profunda. Un guión lúcido, complejo y atrevido, una dirección magnífica, que saca lo máximo de su bajo presupuesto, y un reparto de actores increíbles, para una de las películas más asombrosas del cine norteamericano clásico. Henry Fonda siempre dijo que era la película de la que se sentía más orgulloso de haber participado. Tiene un 8,1 en imdb y un 8,0 en filmaffinity.

the-ox-bow-incident-1943

Este martes 29 de noviembre a las 20:15 en Cinefòrum Roig reivindicaremos un western atípico, por su compromiso social: INCIDENTE EN OX-BOW (The Ox-Bow Incident) de William A. Wellman (1943). En el Ateneu Roig (Carrer Torrent d’en Vidalet, 32-34 (Barcelona), cuesta 2 euros para socios de Ateneu Roig y 3 euros para los no socios, y consta de ficha de película, presentación, visionado y debate, programado y moderado por Raúl Ruiz Serna.

Sinopsis: Dos forasteros llegan a un pequeño pueblo, donde llega el rumor de que han asesinado a un conocido vaquero. Con el Sheriff ausente, su ayudante organiza una partida de civiles para atrapar a los posibles asesinos.

incidente-en-ox-bow-iv

“Incidente en Ox-Bow” es una obra maestra del cine, es un ejemplo de como de una película muy barata y un género cinematográfico usualmente menospreciado por intelectuales pueden acabar saliendo una verdadera joya cinematográfica, de un calado intelectual y sociológico de primer orden. La película, que empieza como uno de tantos westerns de serie B, con una pelea tonta en el Saloon, pronto se transforma en una película inteligente, sensible y ácida, tratando uno de los mayores problemas de la sociedad americana durante la primera mitad del siglo XX: los linchamientos populares. En la vida real las victimas de estos linchamientos eran mayoritariamente negros en la américa profunda, la película no se atreve a tanto, pues en ese entonces era imposible, a pesar de ello hay un personaje negro que deambula por la película y que no deja lugar a dudas al significado de su presencia.

incidente-en-ox-bow-i

La película es dura, sencilla, seca, duele, una vez comienza la verdadera trama va directa al estomago del espectador, así el western de serie B se transforma en un intenso y asfixiante drama psicológico coral, con un grupo de actores en estado de gracia, muchos de ellos habituales en el cine de John Ford, y con un trio protagonista del nivel de Henry Fonda, Dana Andrews y Anthony Quinn, además de un excelente guión de Lamar Trotti, que además de construir unos dialogos extraordinarios es capaz de dotar a todos los personajes de personalidad propia y alma, aunque apenas tengan unas pocas frases, además de construir un increscendo dramático potentisimo y saber usar el relato del western como metáfora de los problemas reales de la América contemporánea. La película peca solo por su bajo presupuesto, se hace demasiado corta e incluso que podría haber alargado un poco más, y los decorados se notan demasiado que no son reales, sino que esta rodada en estudio. Pequeños pecados de una película impactante, con grandes actuaciones, con grandes diálogos, intensa, inteligente y emotiva… ¿Quién dijo que una película del Oeste no puede ser también cine social de primer orden?

Henry Fonda dijo de ella que era la película de la que se sentía más orgulloso.

incidente-en-ox-bow-solo-cine-del-oeste-3

Nunca he entendido porque William A. Wellman es un director tan poco conocido y valorado. A mi siempre me ha parecido un director que poco tiene que envidiar a Raoul Walsh o Howard Hawks. Como ellos es un director directo, conciso, un artísta del cine que esconde su arte, también como ellos realizó todo tipo de géneros cinematográficos, realizando grandes películas en casi cada uno de ellos. Realizó grandes películas mudas, como la excelente “Alas” (1927), premiada con el primer Oscar a la Mejor Película, o “Mendigos de la Vida” (1928). Realizó una de las películas de Gangsters más importantes de la historia: “El Enemigo Público” (1931) que llevó al estrellato a James Cagney.  Buenos dramas de principios del sonoro como “El Hacha Justiciera”, “El Testigo” (1932),  “Enfermeras de Noche” (1931) o “Safe in Hell” (1931), entre otras.  Realiza dos pequeñas joyas que representan como pocas el cine de la represión económica: la juvenil “Wild Boys of the Road” (1933) y la más adulta “Gloria y Hambre” (1933), dos pequeñas obras maestras del cine social norteamericano casi desconocidas. Hizo buen cine comercial como “La Llamada de la Selva” (1935), “Ha Nacido una Estrella” (1937) o “La Reina de Nueva York” (1937). Para realizar poco después una de las mejores películas de aventuras de todos los tiempos: “Beau Geste” (1939). Siento especial cariño por la comedia “Roxie Hart” (1942), basada en la misma historia que “Chicago”, y mucho más ácida que la versión más reciente dirigida por Rob Marshall. Realiza algunas películas bélicas muy por encima de la media del momento: “También Somos Seres Humanos” (1945) o “Fuego en la Nieve”. Pero se especializa en Westerns, realizando una serie excelente de westerns que ofrecen más que simple entretenimiento, destacan dos: “Incidente en Ox-Bow” (1943) y “Cielo Amarillo” (1948), aunque también son magnificas: “Más Allá del Missouri” (1951) y “Caravana de Mujeres” (1951). A partir de entonces su carrera empieza a decaer, con películas mediocres (aunque no malas), destacando dos muy interesantes: el fascinante y extraño western “El Rastro de la Pantera” (1954) y el cálido y sensible drama rural “El Niño y el Perro” (1956). William A. Wellman quizás no sea un director muy llamativo, sus películas no son muy famosas, la mayoría de ellas son modestas películas de género, cine comercial de la época realizado con profesionalidad artesanal. Pero tiene un buen numero de películas que bien merecen ser vistas, sabe contar historias, dirigir actores y crear imágenes… es en definitiva uno de los mejores artesanos del cine norteamericano, y eso no es moco de pavo.

Raúl Ruiz Serna

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s